Educación para la Convivencia y la Paz en los centros escolares de la CAPV > Estudio sobre la educación > Convivencia en los centros escolares > El clima escolar en los centros educativos 
3.1. EL CLIMA ESCOLAR EN LOS CENTROS EDUCATIVOS
El clima escolar se valora por la calidad de las relaciones entre sus miembros y los sentimientos de aceptación y de rechazo de los demás. Un buen clima escolar induce a una convivencia más fácil y permite abordar los conflictos en mejores condiciones. Es un factor que incide en la calidad de la enseñanza que imparte.

LAS RELACIONES EN LA COMUNIDAD ESCOLAR

En un centro escolar las relaciones son muy variadas: entre iguales en edad, pero de distinta procedencia familiar y social; entre personas de diferente edad, con distintas funciones y responsabilidades...

Gráfico 1: Relaciones en los centros escolares

Gráfico 1: Relaciones en los centros escolares

Las relaciones en los centros escolares son buenas, según todos los encuestados, aunque el alumnado las valora por debajo de los otros dos colectivos.

En Primaria las relaciones son mejores que en Secundaria, principalmente por las características de la edad, al margen de otras causas personales y coyunturales. También por la ampliación de la obligatoriedad de la enseñanza hasta los 16 años y por los profundos cambios sociales que se ponen más de manifiesto en esta etapa.

Son mejores las relaciones en los centros con alumnado de nivel socioeconómico más alto. La cultura de este alumnado está más cerca de la cultura escolar, lo que le facilita su adaptación. En los centros privados las relaciones son mejores que en los públicos, por la distinta composición social del alumnado.

También las alumnas valoran las relaciones en sus centros mejor que los alumnos. La actitud de las alumnas suele ser más receptiva y asumen mejor las normas de convivencia que se le proponen.

LOS CONFLICTOS ESCOLARES

Los conflictos derivan de la diferencia de intereses, necesidades u opiniones percibidas como incompatibles por las personas o grupos. Una clara mayoría de la comunidad educativa no los considera ni positivos ni negativos: depende de cómo se resuelva. Un grupo importante, sobre todo del alumnado, los ve negativos. Prácticamente nadie los considera positivos.

Gráfico 2. Valoración del conflicto

Gráfico 2. Valoración del conflicto

Esta forma de valorar los conflictos supone un avance cultural muy importante. Los conflictos se convierten en ocasión de aprender, de avanzar, si se es capaz de encontrar el cauce adecuado y para eso se necesitan algunas condiciones.

El alumnado tiene una visión más pesimista de los conflictos. Una alumna argumenta: “El alumno cree que él siempre tiene la razón y en ocasiones se ciega un poco, piensa que le tienen manía, que van contra él. El profesorado piensa que puede hacer lo que quiere. Ninguna de las dos partes quiere ceder”. El profesorado reconoce que necesita más formación para realizar un tratamiento adecuado de los conflictos escolares y que, en la actualidad, no recibe formación alguna sobre esta cuestión.

CONFLICTOS MÁS FRECUENTES EN LOS CENTROS ESCOLARES SEGÚN EL ALUMNADO
CONFLICTOS (SUJETOS) % CONFLICTOS (OBJETOS) %
Conflicto intragrupal
36,3
Desacuerdo con organización del centro
11,7
Relaciones alumno/profesor
17,5
Destrozos
9,7
 
 
Discriminación
7,7
 
 
Diferencias de opinión
5,1

SITUACIONES DE INDISCIPLINA Y VIOLENCIA EN LOS CENTROS ESCOLARES

La existencia de actos de indisciplina entra dentro de los parámetros de una convivencia escolar normal. Se convierten en un problema cuando son graves o tan frecuentes que deterioran las relaciones interpersonales y afectan al trabajo escolar de forma grave. La violencia, por el contrario, tiene en sí misma una carga negativa.

Gráfica 3. Frecuencia de las situaciones de indisciplina y violencia en el centro y en el aula

Gráfica 3. Frecuencia de las situaciones de indisciplina y violencia en el centro y en el aula

Las situaciones de indisciplina no son frecuentes y menos aún las de violencia, según los padres y madres y, sobre todo, el profesorado, a pesar de que éstos son quienes las “sufren”. Son menos frecuentes en clase, donde el profesor está presente y el trabajo está más reglamentado, que en el centro, en espacios como el patio de recreo, los pasillos o los aseos, donde el profesorado es menos visible. El alarmismo sobre la indisciplina y violencia en los centros escolares, no puede generalizarse, ya que los actos de indisciplina más graves se deben a alumnos o alumnas determinados, a grupos concretos. En opinión de muchos profesores la mayoría son buenos alumnos, pero unos pocos pueden poner al profesor y a toda la clase en situaciones límite.

A pesar de los datos anteriores, el profesorado siente que ha aumentado mucho la indisciplina y bastante la violencia.

Gráfico 4. Incremento de la indisciplina, según el profesorado

Gráfico 4. Incremento de la indisciplina, según el profesorado

Entre el profesorado de Primaria y de Secundaria apenas hay diferencia en la percepción del aumento de la indisciplina, que, al parecer, tiene más que ver con las expectativas o con las experiencias anteriores que con la realidad. De ahí que tiene sensación de que la disciplina ha aumentado más el profesorado de los centros que han sufrido mayores cambios en la composición social de su alumnado: en los privados más que en los públicos; en el modelo A más que en el B y en éste más que en el D; en los centros con alumnado de nivel socioeconómico medio bajo.

El profesorado constata que no hay un aumento cuantitativo, sino un cambio cualitativo, con formas nuevas de indisciplina, especialmente dolorosas y ofensivas para el profesorado: “Antes un alumno era incapaz de decirle al profesor “tú no me puedes hacer nada” o “te voy a denunciar” o “conozco tu coche”. Ahora estas cosas el alumno las tiene aprendidas... Realmente no te insulta, pero tiene una actitud de enfrentamiento, en plan despectivo...“ El alumnado imita los modelos sociales de relación, tanto en sus aspectos positivos como negativos. Una profesora reconoce que los cambios afectan también al profesorado: “Parece claro que el status del profesor ha cambiado y también el del alumno, en gran medida por la democratización de la sociedad. Todo esto obliga a un nuevo planteamiento”.

FORMAS DE ABORDAR LOS CONFLICTOS Y LA INDISCIPLINA ESCOLAR

Resulta fundamental, a la hora de valorar sus efectos en la convivencia escolar, cómo se aborda un conflicto o una situación de indisciplina.

FORMA DE ABORDAR LOS CONFLICTOS Y ACTOS DE INDISCIPLINA DEL ALUMNADO
PROFESORADO PRIMARIA SECUNDARIA PADRES/MADRES PRIMARIA SECUNDARIA ALUMNADO SECUNDARIA
En diálogo informal 12,5 14,7 Se busca solución interna 69,1 45,3 Se dialoga 36,2
Se tratan en el grupo 45,5 27,3 Se usa la mediación 10,9
En estructuras 11,4 16,8 Actúa un mediador 18,1 40,2 Otro hace de juez 1,9
Se aplica Reglamento 13,4 28,3 A menudo se expulsa 0,6 0,4 Se castiga al culpable 26,4
Se ignoran 1,- 1,9 Se ignoran 1,4 2,1 Se ignoran 10,7
Ns/Nc 16,4 7,3 Ns/Nc 10,8 11,9 Ns/Nc 13,9

Para abordar los conflictos entre profesorado y alumnado (y entre el alumnado) se utilizan mecanismos basados en el diálogo y la reflexión: entrevistas profesor-alumno, reuniones del grupo-clase, reunión entre las personas afectadas con la presencia del tutor; mediación de una persona ajena al conflicto. Aunque así se actúa con frecuencia, los procedimientos y cauces de resolución de conflictos y de contención y mejora de las conductas, en general, son insuficientes y mejorables.

El alumnado dice que se suele utilizar con frecuencia el castigo. Los padres y madres reconocen que no es frecuente llegar a la sanción de expulsión del centro, aunque una madre matiza: “Son vergonzosos los expedientes que se les abren a algunos alumnos. Lo que en un centro es un aviso, en otro es una expulsión”.

SENTIMIENTOS DEL ALUMNADO EN LOS CENTROS ESCOLARES

Los sentimientos del alumnado en el centro son un termómetro del clima escolar. Estas fueran sus respuestas:

Gráfico 5: Sentimientos del alumnado de Secundaria

Gráfico 5: Sentimientos del alumnado de Secundaria

El alumnado se siente valorado por el profesorado y sus compañeros y compañeras y no siente que se le rechace. Un pequeño grupo, sin embargo, se siente rechazado por el profesorado y sus compañeros y compañeras. Las valoraciones y rechazos de los compañeros y compañeras son mayores que del profesorado. Y son más acusadas en los centros privados.

A pesar de ello, un elevado porcentaje del alumnado de Secundaria confiesa sentir algunos miedos:

Gráfico 6. Miedos del alumnado ante sus profesores y compañeros

Gráfico 6. Miedos del alumnado ante sus profesores y compañeros

El alumnado de centros privados y las alumnas muestran mayor satisfacción con las relaciones en sus centros, pero también mayores temores.

Un alto porcentaje de alumnos y alumnas tienen miedo a que sus profesores les ridiculicen. Aunque con ello se intente motivar al alumnado, todas las personas tienen derecho a ser respetadas, aunque no logren un aprendizaje suficiente.

 

Educación para la Convivencia y la Paz en los centros escolares de la CAPV > Estudio sobre la educación > Convivencia en los centros escolares > El clima escolar en los centros educativos