Eusko Jaurlaritza - Gobierno Vasco

Departamento de Educación, Política Lingüística y Cultura

euskadi.net

Inicio

Estás en:
  1. Inicio
  2.  
  3. Innovación Educativa
 
Trabajando en equipo


equipo

barra naranja

Celebración del Día del Árbol en Santurtzi

titulo equipo

CEIDA. Centros de Educación e Investigación Didáctico Ambiental.

"Cuando la nariz del Serantes se congela y el ritmo cotidiano se detiene…". Son versos de la mascota Pintzelo. Pintzelo da consejos sobre temas relacionados con la ecología y el medio ambiente al alumnado, profesorado, y familias del Colegio Serantes de Santurtzi. Y, al parecer, lo hace estupendamente, ya que ha traído a este centro situado a los pies del monte Serantes, la oportunidad de conseguir todos los premios organizados por el Gobierno Vasco: "Pintzelo es nuestra conciencia medioambiental", dicen los responsables del Colegio Serantes.

niños
Este animado grupo lleva colgando sus propios eslóganes
sobre el Día del Árbol. JOSÉ MARI MARTÍNEZ

Además de participar en el Proyecto para un centro educativo de calidad ambiental, impulsado por el CEIDA, han recibido el premio Karmele Alzueta de innovación educativa, que el Gobierno Vasco otorga cada año. El proyecto se desarrolla de forma participativa, dando mucha importancia a la información y la comunicación, como lo muestra la publicación del boletín verde "Familiak".

Acudimos a la celebración del Día del Árbol para charlar de todo ello y recoger el testimonio directo de sus proyectos. Allí nos encontramos con varios grupos del colegio Emilia Zuza de Cabieces, que también acudieron al Serantes a plantar árboles.

"Las tareas que realizamos dentro del aula son reciclar papel y aportar ideas para mejorar el barrio, entre otras. El colegio está mucho más limpio y más bonito", dice la alumna Janire Cabezas, de 12 años, con la misma naturalidad con la que surgen los brotes de los árboles. A pesar de lo lluvioso del día, otros 25 compañeros de Janire, han acudido a participar en las actividades organizadas por el colegio Emilia Zuza.

Odeiertz Sanabria, alumno del Serantes nos dice que él sí sabe que el Gobierno Vasco ha concedido un premio a su centro. "Me parece muy bien, nos lo merecemos. En clase de Matemáticas, por ejemplo, recogemos trozos de papel y hacemos en ellos los ejercicios", nos cuenta, mientras echa tierra alrededor del árbol.

En opinión de la profesora Maite Markina,
lo más difícil suele ser el trabajo de concienciación. "Antes hay que aprender
un montón de cosas. Fomentamos la responsabilidad individual, pero de forma compartida, ya que estamos trabajando mucho la participación, y la desarrollan por parejas: cuidar las plantas, vigilar los grifos, apagar las luces, controlar la luz que entra en el aula...", nos dice, resumiendo en un par de minutos el trabajo realizado durante todo el año.

La Patrulla Verde

Durante el curso se creó la Patrulla Verde en el Centro; ese grupo se encarga de que tanto el interior como el exterior del colegio estén bien cuidados. A Urtzaro Irastorza, de 11 años, esta semana le ha tocado encargarse de hacer cumplir las normas, y nos ha explicado su labor. "Cuando a alguien se le olvida algo (el material, los deberes, el respeto por los demás, por ejemplo) se le pone una falta. He aprendido a utilizar mejor las cosas, y ahora, en casa, reciclo más".

niños
Estudiando un ecosistema mediante una maqueta. SERANTES IKASTETXEA


niños
La Patrulla Verde en plena actuación.
SERANTES IKASTETXEA


niños
El estudio de la naturaleza sobre el terreno ha sido otra de las actividades realizadas a lo largo de los últimos
tres cursos.
SERANTES IKASTETXEA

 

La profesora Maite Markina destaca que fueron los propios alumnos quienes establecieron las normas: "Ellos mismos las escribieron. El objetivo es potenciar la participación, para que luego la lleven a la práctica en la vida cotidiana".

Allí dejamos al grupo, plantando árboles, seguros de que lo harán muy bien. Tienen un consejero inmejorable: la mascota Pintzelo. Pero, quizá, la sabia mirada del Serantes y la participación de todos también contribuyen.


"Los alumnos adquieren el respeto hacia
la naturaleza convirtiendo en costumbre las pequeñas tareas del aula"

José Manuel Etxebarria
Coordinador del área de Medio ambiente del Colegio Serantes

José Manuel Etxebarria es quien ha gestionado el Proyecto para un Centro Educativo de Calidad Ambiental. Este profesor, al que todos conocen como Txeba, es el eje del proyecto al que se ha otorgado el premio Karmele Alzueta del Gobierno Vasco. Ha sido un premio concedido en gran medida gracias a su tiempo libre y a su voluntarismo. En su opinión, es imprescindible que haya profesores "liberados" en el área de Medio Ambiente.


jose manuel etxebarria
Son muchos los proyectos educativos que tiene en mente José Manuel Etxebarria.


Explícanos las líneas maestras del proyecto.
Los Departamentos de Medio Ambiente y Educación del Gobierno Vasco querían desarrollar una experiencia piloto con algunos centros. Se querían tres centro, uno por territorio de la CAPV, para que fueran ejemplo de cara al futuro, en el aspecto medioambiental. Nos presentamos como candidatos, con la base del trabajo realizado durante el curso 2000/01, y nos eligieron, convirtiéndonos, con la ayuda del CEIDA y de la UPV/EHU, en uno de los tres que participarían en el proyecto.

El concepto "participación" es bastante complejo. ¿Cómo lo resumirías?
El proyecto engloba numerosos aspectos. Pero, resumiendo, estos son los más importantes: desarrollar dentro del modelo educativo del alumnado el reciclaje, el respeto por la naturaleza y otros valores, para que, cuando terminen los ciclos educativos, los hayan interiorizado completamente. Por otro lado, dentro del proyecto, se desarrollan diferentes módulos, dirigido a las familias, al profesorado y al barrio, respectivamente.

Son muchos objetivos; ¿cómo se fraguó el proceso?
Veíamos claramente la necesidad de que todo el mundo participara; teníamos que avanzar haciendo cosas que se vieran y sin que nos detuviera la falta de conocimientos. Las tareas de aula se establecieron como módulo, con el objetivo de que los alumnos se responsabilizaran de pequeñas cosas relacionadas con el medio ambiente, y se convirtieran en costumbres bien interiorizadas: limpiar las plantas, organizar el material de trabajo, vigilar la luz del aula con las persianas bajadas y subidas, apagar las luces, etc. Dentro de cada aula, el alumnado se organiza en grupos, para realizar mejor los trabajos, y se van turnando para llevarlos a cabo.

¿Cómo surgió la participación de los padres y madres?
Ese apartado está dentro del módulo de comunicación. El colegio no tenía muchos proyectos de cara al exterior; queríamos darnos a conocer, y primeramente nos dirigimos a los padres y madres. Publicamos la revista Boletin Berdea Familiak. En fin, hemos querido cambiar el carácter del centro. Cada curso publicamos cuatro boletines, informando sobre noticias relacionadas con el medio ambiente. En el último número, por ejemplo, con motivo del Día del Árbol, incluimos cuatro o cinco semillas por familia, para que las plantaran en casa y transplantarlas luego a algún bosque. Además, hemos organizado charlas para los padres y madres. Este año se ha hablado de la Agenda Local 21 y, siguiendo con la comunicación, hemos creado una página web: www.gaztenet.com/serantes

¿Qué planes tenéis de cara al futuro?
Todavía están sin concretar, pero estamos pensando en crear una especie de Contrato de la Tierra, para que lo firme tanto el alumnado como las familias. El objetivo es mirar al medio ambiente con actitud respetuosa: utilizar moderadamente el agua, ahorrar energía, reducir el consumo, etc. La reducción será el eje central del contrato.

Ya que mencionas el contrato, ¿Hay que promover a veces la participación obligatoria, para que la gente tome parte?
A pesar de que tanto profesorado como alumnado están muy concienciados, existía el peligro de que la iniciativa quedara aislada del exterior. Queríamos implicar a los padres y las madres en esta dinámica; ese es precisamente el sentido de los boletines. Aunque sabemos que no es fácil, queremos llegar a todo el barrio; por poner un ejemplo, los alumnos analizarán la situación ambiental del barrio.

niños
Aunque el reciclaje de las basuras preocupa al alumnado,
lo que más les gusta es salir al monte a plantar árboles.

 

OTRAS EXPERIENCIAS
INTERESANTES


niños
La conciencia embiental se ha ido abriendo paso entre el alumnado de Artatse.


Artatse, comunidad educativa. El centro educativo Artatse de Bilbao se encuentra entre los barrios de Otxarkoaga y Txurdinaga y se autodefine como comunidad educativa. Desde el curso 1996/97 desarrollan un proyecto de construcción de madurez afectiva y posturas de responsabilidad hacia los animales, las plantas y el reciclaje de papel, entre otras cuestiones. Al comienzo del curso, se organiza la Comisión Ambiental, y eligen la mascota del proyecto mediante un concurso de pintura. En las aulas hay peceras, soportes para macetas, y recipientes para reciclar papel, además de algunas tortugas. Entre todos, cuidan de los canarios criados en el centro, y los porteros se encargan de la comida de las ocas.
Las plantas se encuentran en los espacios comunes, y cada curso se ocupa del cuidado de la zona que se le asigne. Este año, han plantado en el jardín camelias, rododendros, tules y brezo; además, cuidan de los cerezos y reciclan papel, entre otras tareas. "Este proyecto de Educación Ambiental se inserta dentro del curriculum del Colegio, adecuado a cada ciclo", nos explica Inés González, responsable del proyecto y jefa de estudios. Valora muy positivamente el desarrollo del proyecto: "los alumnos muestran gran interés, les gusta mucho el jardín, y están muy motivados con los animales; además, están adquiriendo el hábito de reciclar papel".


niños
Cada vez son más los centros que
implican a las familias aprovechando la educación ambiental de sus hijos...
y para concienciarlas a ellas también.


Lardizabal: el medio ambiente es responsabilidad de todos. En el colegio público Lardizabal de Zaldibia se han percatado de la importancia de intentar mejorar el medio ambiente desde la actividad diaria. Por ejemplo, este año se ha enviado a las familias un cuestionario sobre las costumbres relacionadas con la utilización del agua, y se ha recibido un 100% de respuestas. Utilizan un procedimiento fijo: contacto con el medio ambiente; recogida de información, afianzar los conocimientos del alumnado en daca grupo, debate en grupo; Comisión Pedagógica; evaluación del trabajo aula por aula; publicación de los resultados en la revista; distribución de anuncios en el pueblo, y notificación al Consejo Escolar y al Departamento de Medio Ambiente del Ayuntamiento. El alumnado analiza los temas en asamblea.

presentación | en portada | agenda | econoticias | cuaderno de bitácora | trabajando en equipo | eco-auditoría
manos a la obra | a vista de pájaro | el mirador | a nuestro aire | y la familia...¿qué? | recursos a mano | PDF

inicio | sumario | presentación | otros números | suscripción | contactar

IHITZA. Por una escuela ecológica.
anclas

 

Fecha de la última modificación: 11/12/2004
Compromiso con las personas